Traducción Jurídica

Traducción Jurídica

¿Listo para comenzar?

Prueba nuestra nueva plataforma online

¿Tienes un proyecto grande?

Cuenta con la atención de nuestro equipo de proyectos

La traducción jurídica se encuentra entre las más complejas y, por lo tanto, exige un alto nivel de especialización y práctica constante para garantizar un servicio profesional, eficiente y aceptado por utilizar el lenguaje oficial del sector. En este medio, el traductor requiere, además de conocimientos lingüísticos, saber las terminologías, legislaciones, jergas, convenciones y, principalmente, estar familiarizado con los tipos de Derechos aplicados en cada región a la cual estará dirigido su texto traducido.

Este tipo de traducción generalmente incluye contratos, acuerdos comerciales, certificados, pliegos de condiciones, entre diversos otros documentos.

Los desafíos de la traducción jurídica

El mayor es el hecho de que el lenguaje jurídico es un lenguaje de especialidad y el traductor debe conocer, no solo ambos idiomas en los que trabajará, sino también ambos lenguajes de especialidad jurídica, para poder traducir utilizando el léxico correcto correspondiente en el idioma de destino.

Otro obstáculo, por ejemplo, en la traducción jurídica directa o inversa entre inglés y portugués, es la cuestión de que ambos países poseen sistemas jurídicos de diferentes familias del Derecho. Por este motivo, la traducción jurídica implica la transposición del texto de origen al idioma de destino, y también de un sistema jurídico a otro distinto.

Common Law

El Derecho aplicado en los países de lengua inglesa, que adoptaron la tradición jurídica de Inglaterra, recibe el nombre de Common Law. Estados Unidos es uno de los países regidos por el Common Law. Una de las principales características es que los procesos son analizados con base en sentencias judiciales previas.
Por su parte, Brasil se encuadra entre los países influenciados por la tradición romano-germánica, y su sistema jurídico está basado en el modelo del Civil Law. Por lo tanto, el pilar del ordenamiento jurídico brasileño está establecido sobre la ley.

La caída del Legalese

Actualmente, existe una campaña global contra el Legalese – jerga jurídica, considerada anticuada y rebuscada, con uso de vocabulario erudito y específico que, según especialistas del área, dificulta la comprensión y no proporciona transparencia –, tendencia conocida y seguida por el traductor jurídico profesional.

A pesar de esta recomendación sobre la simplificación del lenguaje jurídico, solo el traductor capacitado y las agencias de traducción con experiencia en el segmento, como Universo, son capaces de escoger la palabra que mejor se aplique al contexto y, de esta forma, producir un texto natural y sin problemas de interpretación.

¿Tienes un proyecto de traducción?

¿Listo para comenzar?

Prueba nuestra nueva plataforma online

¿Tienes un proyecto grande?

Cuenta con la atención de nuestro equipo de proyectos

WhatsApp chat